Seguramente la mayoría de ustedes se acuerdan de una película que se llama Volver al Futuro y de los tenis de su protagonista, Marty McFly. Eran unos zapatos que se ajustaban automáticamente al pie, es decir, no tenías que amarrarte las agujetas. A finales de los años 80, Tinker Hatfield y Mark Parker de Nike se reunieron con Robert Zemeckis, el director de la película, para crear un par de zapatos que se usarían en la secuela de Back to the Future, situada en el año 2015. Tinker Hatfield tuvo la idea de un zapato que cobrara vida cuando te lo pones, es decir, que se ajustara y encendiera.

Pasaron los años y mucha gente quería que esto se hiciera realidad. Después de muchos años y varias pruebas y prototipos, esto fue posible con la creación del Hyperadapt 1.0. En septiembre de 2017 salieron a la venta en un par de colores en ciertos países y ahora se venderán en México el 14 de abril en color blanco y negro con blanco.

Cada tenis tiene un motor, batería recargable que dura dos semanas y un sistema que hace que cuando metes el pie se ajusten. Además tienen un par de botones para que tu le des el ajuste perfecto (apretándolos o aflojándolos). Obviamente este es solo el primer paso para más adelante crear calzados más inteligentes que se ajusten en tiempo real a las necesidades de cada persona.

Hyperadapt fue desarrollado por un gran equipo de personas liderados por Mark Parker, Tinker Hatfield y Tiffany Beers (en la suela llevan las iniciales MT2, por Mark, Tiffany y Tinker). En la lengüeta tienen las iniciales E.A.R.L. que significan Electro Adaptive Reactive Lacing. Aquí puedes ver a Tinker Hatfield y Tifanny Beers explicando un poco como funcionan:

Ahora les contaré mi experiencia con los Hyperadapt 1.0. Me gustó mucho el diseño porque se ven como tenis normales, no tienen un diseño super exagerado o demasiado futurista (tengo el modelo negro con blanco). Metes el pie y sientes cómo automáticamente el zapato se empieza a ajustar a tu pie, cuando se detiene puedes presionar los botones de cada tenis si lo sientes demasiado apretado o flojo. Se sienten como un zapato normal, son ligeros y tienen unas luces que se prenden para dar indicaciones: te dicen cuando están ajustándose, cuando necesitas cargar la pila, etc. Soy muy feliz con ellos porque cuando estoy trabajando tomando fotos, estoy caminando dos horas sin parar. Casi siempre se me desamarran las agujetas un par de veces y es díficil detenerme a medio concierto para amarrarlas (porque además traigo cámaras y lentes colgando del cuello). Con los Hyperadapt ya no tendré este problema, solo debo cuidarlos de la lluvia porque tienen circuitos y el motor, que pueden dañarse con el agua.
Me gusta mucho también la idea de este zapato y los diferentes usos que se le pueden dar, me parece que puede ser muy útil para personas con problemas de movilidad y estoy segura que en un futuro habrá avances increíbles en cuanto a ropa y calzado que se adapte a las necesidads de cada persona.

Foto: Nike
Foto: Nike

Foto: Eduardo Acierno
Foto: Eduardo Acierno

Comments

comments