A veces me preguntan si ya no me voy a dejar crecer el pelo o cual fue la razón para cortarlo. Hay una historia que no muchos conocen y que hoy les voy a contar.

No es la primera vez que tengo el pelo corto. En 1997 tenía 16 años y un día me di cuenta que tenía una bola en el cuello, abajo de la clavícula derecha. Me operaron y resultó ser cáncer en los ganglios linfáticos. Fueron meses de biopsias, operaciones, quimioterapia y radioterapia. Como muchos saben, uno de los efectos de la quimioterapia es perder el pelo. Así que después de un par de sesiones se me empezó a caer mechones y decidí raparme. No fue algo que me preocupará, justo en esa época empecé a descubrir varios géneros musicales y era la oportunidad perfecta para poder ser rebelde y “punk”. Me llevaron un día unas pelucas, me las probé y no me sentí cómoda (me veía rara y aparte picaban y daban calor) así que decidí quedarme así.

rapada

Iba en 5to de prepa y fue de lo más liberador ir por primera vez al Chopo y sentirme perfectamente cómoda con mi nuevo look. Después de la quimio siguió la radioterapia, no sé como sea ahora pero a mi me tocaron 17 sesiones en un aparato enorme que se llama acelerador lineal y las radiaciones iban desde abajo de la nariz hasta donde termina el esternón más o menos. Después de esto todavía pasaron varios meses para recuperarme y que me empezara a salir el pelo de nuevo. Nunca volvió a salir igual, salió mucho menos y super delgado, sobre todo en las áreas donde me dieron radiación (ahí de plano ya nunca salió en unas partes y en otra es como pelusita nada más). Lo traje muy corto, como lo tengo ahora, durante varios años, en lo que crecía bien y también porque me gusta mucho como se ve mi cara sin una maraña de pelo tapándola.

En 1998 me acuerdo perfecto que vi el video de Hole de Celebrity Skin y pensé: “ojalá algún día pueda tener el pelo como Courtney Love”

En el 2000 más o menos, me lo empecé a dejar crecer otra vez y varios años lo tuve muy largo, hasta a media espalda más o menos, pero siempre medio incómoda porque se me maltrataba mucho y tenía muy poco.
Fuero pasando los años y lo fui cortando gradualmente. Hago ejercicio desde hace muchos años y sudo muchísimo entonces se me enredaba, me daba mucho calor, etc. No es tan fácil mantener el pelo chino. Hace 3 años decidí cortarlo todo de nuevo porque para mi es más cómodo y así me siento feliz. No fue porque haya tenido una crisis nerviosa tipo Britney Spears o haya cambiado mis preferencias sexuales de repente (a un amigo le aseguraron que yo era lesbiana solo porque tengo el pelo corto y pues no).

pelo

A veces es raro tener el pelo corto porque mucha gente tiene grabada la idea de que para ser mujer o ser femenina y bonita debes tener pelo largo. Casi diario me veo en situaciones ridículas donde alguien me confunde con hombre, aún teniéndome a 10 centímetros de su cara. Me pasa muy seguido que estoy con un grupo de mujeres, llega un hombre a saludar y a todas las saluda de beso menos a mí, que me da la mano con cara de confusión. Sáquense esa idea de la cabeza, hay hombres con pelo largo o mujeres rapadas, no es nada del otro mundo.
Si les pasa algo así algún día no se preocupen, el pelo vuelve a crecer (o no) pero puedes seguir viviendo y adaptándote una y otra vez a cualquier cosa.

Comments

comments